El Festival Internacional de Cortometrajes de Bueu puso en marcha en 2016 un Área Social desde la que contribuir al desarrollo social y cultural de nuestra entorno, fomentando valores como el respeto, la igualdad y la solidaridad. La iniciativa fue creciendo gracias al apoyo de CaixaBank, a través de la Obra Social ”la Caixa”, y hoy cuenta con varias líneas de actuación que permiten a diversos colectivos en situación de vulnerabilidad disfrutar de los efectos beneficiosos del cine como herramienta educativa y de cohesión social.

SESIONES DE CORTOS CON COLOQUIO
El equipo del FICBUEU se desplaza una vez al mes a diferentes puntos de la provincia para celebrar cinefórums en espacios a los que habitualmente no llega el cine. Tras proyectar una antología de cortometrajes que pasaron por el FICBUEU, adaptados a las características y a los intereses de las y los destinatarios, se debate libremente sobre el tema en cuestión, contribuyendo así a estimular el pensamiento crítico, a fomentar el aprendizaje y a romper con la rutina.

Centro penitenciario A Lama. La actividad busca mejorar la vida diaria de las personas internas, aprovechando la fuerza del audiovisual para derribar muros y trasladarnos a diferentes lugares, conocer otras culturas y abordar problemáticas sociales variadas. Destaca la selección de cortos con un tono positivo o de comedia, partiendo del cine como entretenimiento para profundizar luego en el coloquio. Las y los asistentes de los diferentes módulos de una de las principales prisiones de Galicia tienen la oportunidad de acercar su punto de vista e incluso compartir experiencias, en un clima de respeto que pone en valor las opiniones individuales pero también el trabajo conjunto.

Centros de día para mayores. Personas mayores usuarias de los centros de día Pescadoira y Contigo, en Bueu, asisten a las proyecciones, que cumplen con un doble objetivo. Por una parte, contribuir a la preservación de la memoria y la capacidad de pensamiento lógico y, por otra, generar un espacio de ocio novedoso, que favorezca las relaciones interpersonales y la cohesión del grupo. Los fines terapéuticos se mezclan así con los de entretenimiento en una actividad que, además, posibilita que muchas y muchos de los participantes no se despeguen definitivamente del cine. Al mismo tiempo, les descubre filmografías desconocidas, más allá de la española y la norteamericana.

TALLERES CINEMATOGRÁFICOS
Los colectivos que participan en los talleres de cortometraje culminan las formaciones semanales, que se imparten a lo largo de unos cuatro meses, realizando su propia obra cinematográfica. Las y los asistentes pasan por todas las fases del proceso de creación, con el apoyo de profesionales que les guían, y disponen de total libertad para expresarse, por lo que el corto resultante, que luego se estrena en el FICBUEU, es de su autoría al cien por cien. Un trabajo que además contribuye a visibilizar sus potencialidades.

Centro penitenciario A Lama. Un grupo de internos asisten al taller, que les permite dejar volar la imaginación e impulsar su expresión artística. El resultado será un documental realizado por el equipo de reclusos, que se centrará en la vida de uno de ellos seleccionado mediante el casting realizado en la prisión. Se pretende así darle voz a un colectivo a menudo silenciado y socialmente estigmatizado, que puede acercarnos una nueva visión de la realidad.

Centro de Educación Especial de Panxón. El alumnado de este taller está diagnosticado de trastorno grave de la conducta y tiene necesidades educativas especiales, pero eso no le impide dar forma a su propio corto. Las monitoras de la actividad, con el apoyo de personal del centro, trabajan con metodologías participativas y colaborativas, de manera que se fomenta la integración hacia el interno pero también hacia el exterior, pues el cortometraje resultante se presentará a la comunidad.

Aspamsim. Jóvenes con discapacidad física o intelectual constituyen el alumnado del taller impartido en el seno de la Asociación de Padres y Madres de Personas con Discapacidad de O Morrazo. A través del cine, se procura contribuir al principal objetivo de la organización, que no es otro que el de lograr la inclusión social de sus familiares. Al mismo tiempo, se desarrollan habilidades psicomotrices, creativas y comunicativas.

En años anteriores, en el marco del Área Social del FICBUEU financiada por ”la Caixa” se han realizado actividades con el centro de la Asociación Juan XXIII en Cangas, la Asociación de Diagnosticadas de Cáncer de Mama (Adicam), Fundación Secretariado Gitano en Vigo, Asociación con Eles en Vilagarcía, Juntos Asociación Síndrome de Down en Pontevedra o con la Unidad de Pediatría del Hospital Álvaro Cunqueiro. Además, en 2020 contó con la colaboración de la Diputación de Pontevedra para trabajar con adolescentes del centro Príncipe Felipe a través del cine, organizando sesiones de cortometrajes para debatir sobre temas como alimentación saludable, sexualidad, violencia de género o cambio climático.

Vídeo resumen del Área Social 2018/2019

Volver arriba