area social

El Festival Internacional de Cortometrajes de Bueu estrenó en 2016 un Área Social desde la que contribuir al desarrollo social y cultural de nuestro entorno, fomentando valores como el respeto, la igualdad y la solidaridad. La iniciativa fue creciendo gracias al apoyo de la Obra Social ”la Caixa” y hoy cuenta con seis líneas de acción que permiten a diversos colectivos disfrutar de los efectos beneficiosos del cine.

Menores hospitalizados. En la Unidad de Pediatría del Hospital Álvaro Cunqueiro (Vigo), se ha habilitado una sala de cine para que niñas y niños ingresados acudan mensualmente a un pase de cortometrajes adecuados para su edad. Se escogen cintas que transmiten valores y actitudes constructivas, que rompan con la rutina de los pacientes y sus familiares. Profesionales del audiovisual guían las sesiones, en las que se dinamiza a los chavales para que saquen aprendizajes.

Personas mayores. Mayores usuarios de los centros de día Pescadoira y Contigo (Bueu) asisten a proyecciones mensuales, con cortos adaptados a sus características sociodemográficas. Las sesiones se complementan con actividades para trabajar la memoria, estimular la imaginación y reflexionar sobre experiencias vividas o hechos de actualidad, procurando fomentar emociones positivas. Los fines terapéuticos se mezclan así con los del entretenimiento.

Internos de la cárcel. El equipo del FICBUEU se desplaza una vez al mes hasta el Centro Penitenciario A Lama para proyectar distintos cortos que han pasado por el festival. Los reclusos del módulo 2 acuden a las sesiones y participan en el coloquio que sigue a cada filme, aportando sus impresiones sobre el tema principal. El objetivo es compartir experiencias e incluso debatir sobre problemáticas que forman parte del día a día en la prisión.

Juventud gitana. Adolescentes de la Fundación Secretariado Gitano en Vigo se forman en el campo audiovisual para realizar su propio cortometraje, pasando por todos los procesos necesarios, desde el guion y la producción hasta el rodaje y el montaje. Se trata de utilizar el cine para que el colectivo gitano haga que su voz se escuche, especialmente las voces femeninas, de manera que puedan crear una historia y contarla al mundo mediante imágenes.

Discapacidad intelectual. Un grupo de la Asociación con Eles, en O Rial (Vilagarcía de Arousa), acude a un taller cinematográfico donde se sumerge en cada una de las fases de producción de una película para acabar rodando su propio cortometraje particular. Se contribuye así al desarrollo integral de las personas con discapacidad, favoreciendo sus habilidades psicomotrices, creativas y comunicativas, al tiempo que se promueve la inclusión social y laboral.

Síndrome de Down. Usuarias y usuarios de Xuntos Asociación Síndrome de Down en Pontevedra también asisten durante cuatro meses a un curso tutorizado por profesorado especialista en cine y por personal del propio centro, que les proporciona las herramientas necesarias para desarrollar el proyecto. Las obras resultantes de los tres talleres se proyectarán en el FICBUEU 2019, de manera que el alumnado podrá mostrarle al público su trabajo.

Volver arriba